Trabajamos cada día para ofrecer a nuestros conductores un ahorro de tiempo gracias a las tecnologías implementadas en nuestras autopistas que contribuyen a mejorar la fluidez del tráfico y aportan una mayor comodidad a nuestros usuarios.

Nuestros sistemas de peaje multi-lane free-flow permiten una conducción más fluida y agradable, de modo que nuestros usuarios pueden viajar por la autopista sin detenerse o reducir la velocidad. Este tipo de tecnología nos permite ofrecer la mejor experiencia en cada viaje.

Estos sistemas consisten en un conjunto de pórticos metálicos donde se instalan todos los equipos que permiten la detección, clasificación e identificación de los vehículos que pasan por ellos. Así el sistema recoge la información necesaria para procesar el pago de los peajes en el momento del paso, bien a través de la lectura del dispositivo electrónico instalado en el vehículo (telepeaje), o bien, en el caso de no detectarse presencia de dispositivo, mediante la lectura automática del número de matrícula del vehículo, gracias al procesado de las fotografías delantera y trasera que el sistema realiza en el momento del paso.